¡Salud! Viajemos conociendo más sobre el vino.

Y así es como empiezan las aventuras, de la nada.

Esta que comenzó el domingo, empezó con un divorcio. Sí, un divorcio. Después de hacerlo volví a Seattle a finiquitar asuntos personales y me di cuenta que existía una feria llamada «Taste Washington» (www.tastewashington.org) que duraba 4 días y como me di cuenta ya en el segundo día de feria, solo pude asistir a un día, el «Grand Tasting». Como les conté hace un año, esta es una feria de solo productores de vino de Washington state. Compartían escenario múltiples restaurantes de la ciudad mostrando sus menús, portafolios y haciendo lucir a sus chefs y cocineros con los mejores platos y los mejores maridajes.

Como ya lo había comprobado, el vino americano cada vez más me descresta más, me motiva más a seguirlo conociendo y tomarlo y sobre todo, a saber más de el para contar la historia.

Esta vez, vengo con planes, un itinerario interesante de aprendizaje, conocimiento, relaciones y negocios, vengo con las expectativas todas por llenarlas y satisfacer tanto mi espíritu como mi gusto por los buenos vinos y la buena comida.

No solo está en la agenda Seattle, también está San Francisco, Napa y Sonoma Valley, lugares que aunque ya conozco, nunca me cansaré de visitar más y más puesto que siempre hay un nuevo vino que probar, un nuevo restaurante que visitar y sobre todo, una experiencia más que guardo en mi morral.

Espero que este viaje por la costa oeste de Estados Unidos lo pueda transmitir con el más minucioso detalle, darles un poco de mi experiencia y compartir unas de mis tantas pasiones.

Salud & buen apetito.

O mejor, Cheers and enjoy it!

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.