Cordero, una carne como ninguna!

 Y aunque en nuestro idioma y en colombia se puede llegar a la equivocación de cordero, chivo, oveja, carnero, es claro que la carne de cordero sale generalmente lechal, de un cordero que aún no ha sido destetado o es lechal, sale de un cordero que no llega al año de edad, de allí que su sabor sea mucho más delicado, su carne mucho más tierna y muchas veces conseguirlo es más difícil. Las costillas de cordero, siempre han sido un plato favorito para mí.

Me parece un plato divertido, diferente, rico en sabor, en aromas, cambiando un poco ese olor a carne (valga la redundancia) de la carne de res por un sabor almizclado, que bien se, no es del agrado de todo el mundo.

Hoy, una breve fácil receta de chuletas de cordero y salsa de menta!

Ingredientes

  • Chuletas de cordero ( para 4 porciones)
  • 2 lbs de Rack francés de chuletas de cordero
  • 1/2 libra de hierbabuena
  • 50 gr de azúcar
  • 100 ml de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal & pimienta al gusto

A cocinar.

Recomiendo porcionar el rack de cordero de 4 costillitas por persona. Generalmente vienen entre 8-9 costillas por rack! Marinar unos 20 minutos en aceite de oliva y pimienta negra. Mientras tanto, precalentar el horno a 400•F ( 210•C approx).

En un sartén, bien caliente, poner las costillas por el lado de la grasa. Queremos que esta grasa se reduzca un poco y quede crujiente. Agregar un poco más de sal y pimienta a la parte del hueso (es la parte que queda por encima mientras se dora la parte grasa de las costillas).

Después de unos 4-5 minutos, revisar que la grasa esté crocante y voltear las costillas. En el mismo sartén y ya con el horno caliente, poner el sartén adentro del horno por aproximadamente 7-9 minutos. Si el horno fue precalentado correctamente, esto nos dará tiempo suficiente para que las chuletas estén término medio en dicho tiempo.

Para servir, con precaución. Cortar las costillas entre cada hueso.

Para la salsa.

En un procesador de alimentos, procesar todas las hojas de hierbabuena sin tallos. En una olla pequeña, calentar el agua y mezclar con el azúcar hasta que el azúcar esté disuelta en el agua y se empiece a formar un syrup. Dejar la mezcla a fuego bajo por 5-6 minutos hasta que espese un poco. Luego en el procesador, con la hierbabuena procesada, agregar el syrup y procesar una o dos veces más .

Al servir, agregar la salsa encima a cada una de las chuletas al gusto.

En esta ocasión, acompañe las chuletas de cordero con vegetales rostizados al horno y con papas rostizadas. Una gran combinación y muy tradicional de países como Inglaterra.

Es una preparación muy sencilla y que no toma más de 30 minutos en prepararse.

Maridaje: vinos de cuerpo medio en adelante. Chianti, Malbec, Cabernet Sauvignon donde la potencia y algo de madera que tenga el vino, reduzca un poco y balancee el contenido de grasa del cordero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.